Acechar lo que nos rodea: una reseña a Fortuna, de Andrés Florit

jORGE NÚÑEZ RIQUELME

Sobre cuestiones cotidianas, su paso y mirada. Fortuna (Sello 603, Ediciones Overol), un breve y valioso libro del escritor y editor Andrés Florit (Santiago, 1982) despliega la mirada de hombre -hijo, nieto, novio, y vecino- que recorre en prosa, notas, y recuerdos que parecieran ser de otra época, de un pasado cercano, o de un futuro lejano. 

El libro comienza en el cielo, en el aire, con la crónica que relata la caída desde un globo que conducía Amadeo Cento, el abuelo del hablante, junto al teniente Pedro Traversari. Amadeo Cento logra sobrevivir luego de un rápido descenso. El recuerdo de Huidobro y su Altazor es inminente, («Mi paracaídas empezó a caer vertiginosamente / Tal es la fuerza de atracción de la muerte y del sepulcro abierto»). Amadeo Cento salva ileso, aterrizando en un fundo cercano a la Cordillera de los Andes, lugar en donde un ovejero lo hospedó.

Luego comienza el aterrizaje a tierra con la voz del nieto. De hecho, creo que ya no hay mención al cielo, o al acto de mirar hacia arriba. El hablante no inclina la cabeza voluntariamente, salvo al mirar la rama de un árbol ubicada en un condominio.

«¿A quién se le habrá caído esa toalla que cuelga de una rama afuera del edificio?»

El resto de las observaciones se sitúan a su mismo plano visual, a una atenta escucha de voces que oye en calles, en conversaciones con sus compañeros de trabajo, reuniones familiares. El oído, con agudeza, registra las voces de hombres adultos indecisos, jóvenes veinteañeros, madres, y padres. Una polifonía precisa dentro de las propias voces. Un mundo adulto que solo es alterado por un niño que no se calla nunca.

«Ese niño que entró llorando al vagón de la mano de su papá y que no se callaba nunca (un pataleo poco escandaloso pero constante) me pareció horrible; no sé si por lo deformada que tenía la cara o porque lo encontré parecido al que yo creo que fui»

Algo de fortuna nos entrega Florit al registrar detalles y voces a medida que el poeta (el hijo, el nieto, novio y vecino) recorre calles y explora. La calle es acechada por –el que imagino– un hombre de treinta y tantos, que entrega a sus oídos y ojos plena entrega a la belleza de los detalles del cotidiano. Su escritura depende de ello. Además, el poeta entrega la posibilidad de diseminar lógicas familiares -a partir de breves diálogos- que enriquece la posibilidad de nuevas y sugerentes lecturas de sus mismos integrantes.

«Papá: Cuando me muera me van a tener que meter un litro de helado, un paquete frugelé y unas cebollitas en escabeche en el ataúd.
Mamá: Pero no te van a caber.
Papá: Tú sabes cómo armo las maletas yo».

También aparecen algunas reflexiones -quizá a modo de un diario de vida- en donde el poeta presenta disconformidades consigo mismo, una latente ironía, y la búsqueda del placer en pequeños sucesos.

«En las fotos, rara vez soy yo».

«“Avancen para atrás, por favor”
Guardia de la línea amarilla del Metro».

«Escribo algo en mi mano y corre aire fresco». 
Este libro inclasificable – ¿poemario, notas, extracto de diarios, fragmentos de una novela por venir?- nos invita a contemplar y escuchar -con mayor detalle- los estímulos que volveremos a encontrar luego de la cuarentena, parcial o total, en el exterior y a entregarnos a dicha experiencia. De encontrar la palabra a partir de los otros. Una invitación a un futuro próximo.

Andrés Florit Cento (Santiago, 1982), poeta, periodista y editor, ha publicado Juan Florit, caudillo de los veleros (compilación y notas de la obra poética del poeta mallorquín avecindado en Chile, 2006), Poco me importa (poesía, 2009), Materias de libre competencia y regulación (poesía, 2011) y el breve volumen Fortuna (603, sello editorial de Overol, 2019).       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s