Unir las piezas y armar un museo

Jorge Núñez Riquelme

El fuego es el primer protagonista de este libro. Un incendio en 2014 quema por completo a El museo de la bruma, construido durante la Segunda Guerra Mundial. Solo quedaron ruinas, cartas, fotografías, fallos judiciales, fragmentos de diarios, y otros vestigios que un grupo de investigadores logran rescatar para reconstruir el relato de parte de la historia de Tierra del Fuego.

Este libro es la segunda novela del escritor y editor Galo Ghigliotto, que logra desde la ausencia de narrador, mostrando y sin emitir juicio, la reconstrucción del horror de un pasado que a pesar del fuego, no logra ser quemado u olvidado. El museo quemado estaba dividido en tres partes: la Sala Rauff, la Sala Chatwin-Mallard, y la Sala Popper. La primera sala lleva el nombre de quien fuera un ingeniero rumano, la segunda sala es en conmemoración de un ciudadano magallánico, y la tercera lleva los apellidos de dos escritores: Bruce Chatwin, escritor inglés y asesor de arte y arquitectura, y A-P Mallard, que bien podría ser alusión al escritor y cineasta mexicano Alain-Paul Malllard. Los nombres de las salas del museo de la bruma nos presentan desde un comienzo pistas de lo que será el libro, la presencia de los europeos y la higienización de un territorio (considerando a los indígenas como una raza inferior), la mutilación y la erradicación de un pueblo, y la importancia de los relatos de diferentes viajes, y la recolección de diferentes elementos tales como si fueran la escena de un documental. Rauff, Chatwin, Mallard y Popper parecieran condensar, en sus vidas y personalidades como una pista, lo que será leído en las siguientes páginas.

El libro está dividido en más de setecientas piezas que fueron recolectadas por un grupo de investigadores. A momentos, pareciera ser una voz colectiva la que narra los pasajes encontrados, en otros, el acercamiento se produce a través de un tono de escritura desde la no-ficción. Llama la atención que no existe un juicio u opinión personal a la hora de presentar el horror. Es a través de la representación de imágenes, de mostrar u omitir las mismas en el cuadro superior de cada pieza (los cuadros en blanco en la parte superior de las páginas son una oportunidad para formar una nueva imagen propia) los que hacen de este libro un verdadero artefacto literario. Elementos como la fotografía del último Ona de punta delgada, testículos en formol, anotaciones del libro de visitas del museo, fotografías y registros escritos de diferente origen son parte de lo que cubre la bruma, como un testigo permanente en el tiempo y espacio. La bruma otorga una extraña sensación de ver y no ver, y ese juego y efecto Ghigliotto lo hace presente en esta novela. La crueldad mostrada alcanza (y no alcanza) el horror sanguinario que se vivió en la tierra de los Selknam.

Además de la ausencia de un hablante, el texto es cruzado por diferentes conflictos en un mismo territorio. La presencia de pueblos indígenas, europeos colonizadores, la posibilidad de que ese mismo territorio sea el refugio del nazis y judíos, y las torturas que se realizaron en Isla Dawson (Ghigliotto nombra en esa lista personas que fueron presos políticos) señalan la violencia y sus diferentes representaciones al fin del mundo, como si acaso ese espacio no estuviese libre de ello por su pacífica naturaleza. La otredad no es tratada como tal, sino como una suma de voces que van descifrando lo más oscuro de los humanos.


El museo de la bruma es un libro brillante y arriesgado en su forma. La complementación de los elementos de ficción y de no ficción muestran destreza en ello, creando un panorama poco común en la narrativa chilena reciente. La curatoría de las piezas que escogió Ghigliotto son señales de que, a veces, es mejor unir las piezas de un museo y armar un relato propio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s