Novedades 2021:
Los libros que están por venir

Jorge Núñez Riquelme

El pasado 2020 fue un año drástico. La pandemia por el coronavirus obligó a aislarnos, y a lo que refiere al sector editorial, la reducción de publicaciones fue evidente. Muchas editoriales tuvieron que hacer una nueva planificación de los libros que publicaron el año pasado, varios títulos fueron reprogramados, pero para varios, la convicción de seguir publicando era un acto de resistencia. A pesar de lo frágil que puede resultar el ecosistema editorial bajo este contexto, diferentes editoriales independientes nos comentaron las novedades que publicarán durante este año.

Abducción editorial
El editor y traductor Juan Carlos Cortés de Abducción Editorial nos comentó que publicarán Dragon Dorado, los poemas de Bruce Le, con una nueva portada a cargo del poeta Maximilano Andrade. «Luego de años de meterse en problemas debido principalmente a su mal comportamiento y a su gusto por las peleas, Bruce Lee se encuentra solo en Estados Unidos y lejos de su familia. Las artes marciales y la lectura de la filosofía occidental y china ocupan todo su tiempo. Durante este período, previo a su paso por Hollywood y que le significó el paso de la juventud a la madurez, escribió los poemas que se reúnen en este libro. Es la primera vez que se publican en español», señala. Además, Cortés nos adelanta que este año publicarán El intestino viviente, una selección de relatos del escritor Juza Unno, considerado el padre de la ciencia ficción japonesa. También nos comentó que publicarán, por primera vez en español, la novela Córtex de la autora francesa Ann Scott. Los temas habituales de la escritura de Scott son la música, la muerte, y los excesos, la bisexualidad y la homosexualidad. Antes de incursionar en la escritura, fue baterista de bandas punk, y fue la primera modelo en posar con tatuajes en los años 80’, una estética rupturista en relación a la época.

Provincianos Editores
Esta editorial, contra toda adversidad, nació el año pasado y publicó siete títulos, y este año van por más. El escritor y editor Nicolás Meneses nos cuenta que este año Provincianos Editores publicará Caudal de Catalina Ríos (poesía), Corte de Felipe Reyes (reedición novela). Las cosas que hice por la Cato de Joaquín Escobar (cuentos), Comité de allegados de Melisa Hernández (poesía), La muerte del Shogun de Daniel Viscarra (poesía), Kewakafe de Roxana Miranda Rupailaf (poesía), y Churrascas y té de Millaray González (cuentos). Por si no fuera poco, Meneses dice que habrá otras sorpresas durante este año editorial.

Roneo
Roneo nació en 2019. Enfocada en discursos de intelectuales contemporáneos han sabido posicionarse muy bien en el circuito editorial con su cuidado diseño y curatoría a la hora de seleccionar sus libros. El editor Cristóbal Carrasco nos adelanta tres nuevos títulos: Transcursos y derivas, de la académica Ana Pizarro, Tacto, del crítico Gabriel Josipovici (quien anteriormente publicó El cantor en la orilla), y Otro palo al agua, del filósofo Ernesto Castro.

Ediciones Overol
La editorial de los escritores Daniela Escobar y Andrés Florit este año cumple 6 años. Tanto en poesía, ensayo y narrativa, han apostado por autores debutantes, rescates y traducciones. Este año publicarán Placa madre, primer libro de Tomás Morales (poesía), La vida normal, de Clara Muschietti (narrativa), y Crin, novela de Rodolfo Reyes Macaya. Escobar y Florit también están preparando otros títulos que irán comunicando en sus redes sociales.

Los Libros de la Mujer Rota
Al igual que el año pasado, Los Libros de la Mujer Rota anunciaron a todas las autoras que publicarán este año, salvo a dos. Claudia Apablaza nos cuenta que «este año, en el Club, solo publicaremos a mujeres, y la selección de los libros incluye reediciones, un debut en novela, rescates y traducciones». Sobre el rescate señala que «publicaremos dos libros de la escritora chilena Pepita Turina: La mujer que tapó el sol y otros cuentos, y Multidiálogos (ensayo) en el mes de agosto. Es una deuda que teníamos como editorial, rescatar a escritoras chilenas. Lo seguiremos haciendo los próximos años». A Pepita Turina se suma Las olas son las mismas de Ariel Richards, Doscientas ballenas azules… y cuatro caballos de Margo Glantz, a quien publicarán en mayo. «Margo Glantz es una de las escritoras latinoamericanas más importantes. Es un honor publicarla y que haya confiado en la editorial. La publicaremos en nuestro mes de aniversario». Además, en junio publicarán a la novela debut Mientras dormías, cantabas de Nayareth Pino Luna, en julio Bestiario de Lily Hoang (en traducción de Rodrigo Olavarría y Simón López Trujillo), en septiembre es el turno de Quién le teme al feminismo negro de la filósofa brasileña Djamila Ribeiro. En octubre, Apablaza nos adelanta que publicarán a Adrianne Rich, con el libro La mujer antifeminista y otros ensayos.  Finalmente, en noviembre o diciembre publicarán a una escritora que comunicarán en el segundo semestre.

Garceta ediciones
La escritora y editora Verónica Jiménez comenta que  «en Garceta ediciones se publicará Elogio del odio de Marina Arrate; de Hildegard de Bingen, una antología poética: Tú, iluminada. De Pedro Montealegre, la primera edición chilena de Animal escaso (Las Palmas de Gran Canaria, 2010). Hay otros proyecto, pero no me atrevo a adelantar nada aún», concluye la autora de La aridez y las piedras.

Bisturí 10
La poeta y editora Julieta Marchant comenta que algunas de las novedades del sello editorial Bisturí 10 serán, en poesía, Los hombres de la canadiense Lisa Robertson (traducción de Jèssica Pujol), Los materiales del poeta estadounidense George Oppen (traducción de Kurt Folch) y Gestos para olvidar la costumbre del poeta chileno Sebastián Herrera Gajardo. En ensayo, la traducción de Soledad Marambio del volumen Madness, Rack, and Honey,de la escritora estadounidense Mary Ruefle, y el ensayo en verso Una poética por otros medios del escritor chileno Enrique Winter. Además, Bisturí 10 abrirá una colección nueva sobre cultura contemporánea, en alianza con Estrategias Oblicuas, que comenzará con la publicación de Palabras cruzadas: Perfect Vision, un diálogo entre los músicos Patti Smith y Stephan Crasneanscki.  

Cuadro de Tiza
El sello editorial de plaquettes Cuadro de Tiza (también dirigido por Julieta Marchant) pronostica publicar unos diez títulos durante el 2021, entre los que cuentan Algunas palabras de la poeta italiana Antonia Pozzi (traducción de Macarena García Moggia), los ensayos A lápiz y al azar de Paul Valéry (traducción de L Felipe Alarcón) y El gueto de mi lengua de Tamara Kamenszain, además de la Carta de Lord Chandos de Hugo von Hofmannsthal (traducción de Nicolás Trujillo Osorio). 

Catálogo Libros
La editora, investiadora postdoctoral y profesora universitaria Cecilia Bettoni publicó en enero el libro El hombre ordinario del cine, de Jean-Louis Schéfer. «Es un ensayo fascinante que se editó en 1980, el mismo año y en la misma editorial que La cámara lúcida de Roland Barthes. A pesar de ser un libro de culto, hasta ahora no había sido traducido al español. Schéfer nos invita a pensar un cine donde la experiencia personal se roza con la colectiva, donde la infancia se intersecta con la historia, donde la memoria, en suma, expone sus mecanismos secretos», comenta Bettoni.

Castor y Pólux
La escritora y editora Paula Ilabaca Núñez, luego de la pandemia, retoma Castor y Pólux para publicar, en la colección Papeles Salvajes, el libro Tres historias de Roberto Ibáñez Ricóuz, cuyo lanzamiento será el sábado 20 de marzo a las 20 hrs, vía rrss de la editorial. Además, en la colección Lagar, publicaran el libro de poesía La salvaje perspectiva, del poeta Nicolás Letelier Saelzer. Finalmente, Ilabaca cuenta que inaugurarán una nueva colección de prosa con la novela Casta Diva de Carlos Leiton.

Alquimia Ediciones
El escritor y editor Guido Arroyo nos adelanta nueve títulos que Alquimia Ediciones publicará en el presente año. En categoría novela, los títulos que podremos conocer son El hombre del cartel, María José Ferrada, La oficina del agua, Simón Ergas, y la reedición de 10 de julio de Huamachuco, de Nona Fernández. En poesía, los libros son Las afueras del mundo, de María Negroni, Deriva Artaud, de Antonino Artaud (en traducción de Galo Ghiggliotto), y DoQ’mentos del anteayer, Rodrigo Lira. Finalmente, en no ficción, ensayo y crónica los títulos escogidos fueron Fantasma de la vanguardia, de Damián Tabarovsky, Ten days in a Madhouse, de Nellie Voy, y Grindermanía, de Juan Pablo Sutherland.

Casa Ajena
El 13 de marzo se presentará la editorial a través de un Live desde su cuenta de Instagram (@casajenaed). La editora Arianna de Sousa-García comenta: «Publicaremos nuestros tres primeros libros en formato digital, los cuales podrán ser descargados bajo un modelo de precios accesibles durante un tiempo determinado. Si bien esta es una decisión que tiene que ver con el momento que estamos viviendo mundialmente, también es una decisión política; como diáspora queremos que esta colección llamada Raíces sea leída por todo el que quiera leerla sin que el costo del libro sea un impedimento para ello.

Raíces está conformada por tres títulos y todos son una suerte de rescate de estos tres autores venezolanos:

Ceniza, fuego, astrouna selección de poemas de María Calcaño (1906), poeta cuya obra arrojada y rebelde fue tildada de inmoral en la Venezuela de antaño y omitida total e intencionalmente por la sociedad de ese entonces.

Graves y agudos, una selección de poemas de Francisco Pimentel (1889), escritor, humorista, poeta, luchador social y preso político de la dictadura de Juan Vicente Gómez, quien retrató la opresión a través del dolor y el humor con igual maestría.

y Guataro, la única novela que alcanzó a escribir Trina Larralde (1909), escritora llamada a ser la heredera de Teresa de la Parra, pero a quién la muerte alcanzó muy temprano. Guataro es un texto fresco, luminoso y muy representativo de lo que era el país en ese entonces, dibuja muy agudamente las diferencias entre lo rural y lo urbano, las clases sociales y los estereotipos de género.

Algo que desde el primer momento tomamos como un tipo de señal o de guiño, es que tanto Calcaño como Larralde publicaron por primera vez acá, en el país que ahora nos cobija a gran parte de la diáspora venezolana. La primera, de la mano de Editorial Nascimento y la segunda con Zig zag. Eso dice mucho. Nos hizo ver con mucha más claridad que desde hace rato nuestras raíces están ligadas a Chile y en definitiva forma parte de lo que nos interesa seguir indagando».


Noctámbula
La escritora y editora Mónica Drouilly nos cuenta que Noctámbula acaba de publicar la novela El fallo muscular, de Cristián Cancino. Además, publicara Gato Azul, de Sakutarō Hagiwara, Flor de naranja amarga, de Misuzu Kaneno, Réquiem de Tamiki Hara, y La imprudencia, de Loo Hui Phang.

Editorial Cuneta
La editora Carolina Ruiz nos cuenta la hoja de ruta de Editorial Cuneta. «Partimos el año reeditando dos libros que hace 10 años fueron publicados en Cuneta, la novela La Provincia, de Marcelo Mellado y el libro de poesía Colonos, de Leonardo Sanhueza. Luego seguimos con la apuesta de dos novelas de autores noveles Mocha, de Camila Margarit y El Greco, de Gaspar Peñaloza. También publicaremos en poesía La música del hielo, del escritor y editor Guido Arroyo y reeditaremos Tordo, del poeta y librero Diego Alfaro»; todo esto durante el primer semestre.


Laurel Editores
Carolina Ruiz también es editora en Laurel Editores, y nos cuenta que algunos títulos de Laurel que ya fueron informados vía Twitter y son:

Ficción:

El escritor comido, de Sergio Bizzio (novela) 

No ficción:

Kaspar Hauser. Ejemplo de un crimen contra la vida interior del hombre, de P.J.A. Feuerbach.

Además, Ruiz comenta que publicarán Memoria por correspondencia de la artista, pintora, y escritora colombiana Emma Reyes. También guarda nombres que serán publicados durante el transcurso del año.

Neón Ediciones
La escritora y editora María Paz Rodríguez cuenta lo que publicarán Neón Ediciones y su sello Sonora. «Durante este semestre en Neón y Sonora tendremos varias novedades. Primero, un libro que se llama La voluntad tarada de Roberto Arlt que saldrá por Sonora. También la nueva novela de Pola Oloixarac, Mona. Para más adelante tenemos un libro de cuentos de Carmen García y una novela de María Jesús Achondo. Además de una traducción de una novela coreana, todavía no tenemos el título final».

La Pollera Ediciones
El escritor y editor Simón Ergas nos entregó varios títulos que publicará su editorial. «Hay varias cosas en desarrollo sin título aún», nos cuenta el autor de la novela De una rara belleza.

Narrativa:

La muerte viene estilando, novela de Andrés Montero (finalista del Pedro de Oña 2020).

La hermandad de la Casa Grande de Eduardo Pérez Arroyo. Novela negra sobre el juicio a los brujos de Chiloé.

Retraer las alas del tiempo. Nicolás Medina Cabrera. Libro de cuentos ganador del MOL 2020 inédito.

Divulgación:

–«Publicaremos un ensayo de Constanza Valdés sobre la ley de identidad de género, sus implicaciones sociales y su desarrollo en el proceso constituyente. “Ley de identidad de género” usamos de título mientras no está definido».

Traducción:

La historia de un títere, de Carlo Collodi.

Vida de un esclavo americano, escrita por él mismo, de Frederick Douglas.

Christian science, de Mark Twain.

Ensayos literarios, de Freud. 

Patrimonial:

La melancolía de los contribuyentes. Crónicas de Jenaro Prieto que incluye inéditas.

Colección Surcos del Territorio: Una serie de autores escriben una crónica-testimonio sobre la experiencia de haber crecido en la provincia. En un ensayo libre, bucean en imágenes que, ahora, en perspectiva de adultos, y ya radicados en la capital, les parecen determinantes en su formación sentimental e intelectual. Textos intimistas, dúctiles, y, a la vez, una radiografía del lugar respectivo desde una arista mucho más sentimental y sociopolítica que turística. Los tres primeros libros de la colección serán:

En el pueblo hay una casa pequeña y oscura, de Vladimir Rivera Órdenes (Parral)

-Eduardo Plaza sobre Coquimbo (sin título aún).

-Bernardita Olmedo sobre Purén (sin título aún).

-Luis Barrales sobre Laja (sin título aún).

Elefante Editorial
Radicados en Buenos Aires, el editor chileno José Rocuant y la escritora y editora argentina María Florencia Rúa nos cuentan sobre el año editorial de Elefante. “Todavía no terminamos de tener claro cuánto vamos a publicar porque todavía nos estamos acomodando respecto al a reubicación editorial, estamos viendo cómo se mueven los libros acá, cómo va andando la forma en que distribuimos allá, etc. El ideal es hacer 4 o 5 publicaciones. 

Lo que es seguro es que partiremos con dos libros de la nueva colección de poesía (comenzada con Los buenos deseos y entrenar la lengua, de Eugenia Pérez Tomas y Lucille Clifton, respectivamente): El resto es caída de Ana Abbate, poeta argentina inédita que llegó a nuestro catálogo a través de la convocatoria que abrimos el año pasado, y una antología de poemas de Adrienne Rich; en la misma lógica del nacimiento de la colección, esperamos siempre publicar dos libros de poesía «hermanados»: un inédito en lengua española y una traducción, por el momento vamos con poetas norteamericanas de la segunda mitad del siglo XX, más o menos de la segunda ola feminista, pero no descartamos en el futuro publicar autorxs contemporáneos también en la traducción.

Luego, estaríamos publicando una reedición importante de la que no quiero adelantar mucho. Sólo decir que aparte de ser importante por lo que el libro es en sí —híbrido que juega entre el ensayo y el poema— y por lo mucho que admiramos a su autora (ahí una pista), queremos jugarnos por un diseño diferente; investigar en otros formatos, repensar el concepto de libro, ver cuánto nos puede dar el material en términos de diseño para que la publicación dé algunas vueltas al típico concepto de libro, eso es algo que hoy nos moviliza mucho también.

En un panorama ideal, estaríamos cerrando el año con uno o dos libros de narrativa que tendrían que salir de la convocatoria. Por instancias personales todavía estamos revisando los manuscritos que llegaron; esperamos en las próximas semanas tener la decisión tomada.

Un comentario sobre “

  1. Divertido dan espacio y voz a la editorial Jampster de un violento que juega a ser aliade y a publicar autoras y trabajar como un sujeto deconstruido

    Me costó años superar una relación de maltratos. Físicos y psicológicos.
    Fue una relación «tóxica», tan tóxica, que llegué a intentar suicidarme en tres oportunidades. La última vez él mismo me invitó a hacerlo por teléfono, desde su trabajo de bibliotecario luego de una discusión llena de insultos y groserías de su parte. «Mátate, weona». En un estado tan decadente y denigrante, donde la percepción que tenía de mí estaba por el piso, y comentarios como éste, sólo me incitaban a hacerlo, a acabar con mi vida.
    De todas formas, era eso, o seguir en la tortura de malos tratos.
    Me denigró y humilló hasta que se cansó; aludiendo a mi capacidad intelectual siempre, con frases que me quedaron marcadas por varios años, como «a voh no te da la cabeza para esto», y así sucesivamente. Siempre boicoteándome, siempre haciéndome sentir insignificante por haberme salido de teatro para luego entrar a estudiar Diseño de vestuario en un instituto (porque «no me daba la cabeza para más», y los institutos eran para mediocres, según él.
    Lamentablemente, a este personaje lo conocí muy chica, a los 19 años. Y empezamos una relación en 2010. En 2011 se vino a Stgo por lo nuestro, y al poco tiempo se instaló a vivir conmigo, en la casa de mis padres, quienes muy cordialmente lo invitaron.
    Su grado de maldad y falta de respeto era tal, que siempre los miró sobre el hombro. Mi familia era «gente no letrada», media popular, según sus palabras. Comentarios y actitudes que me tenían podrida, en la mierda misma.
    Estaba tan enferma, que acepté todo aquello sin ponerle freno.
    Era tan chica también, llena de buenas intenciones, que idealizaba todo; finalmente lo veía como un ser superior y luminoso, que estaba conmigo, una «weona insignificante». Nada más alejado de la realidad.
    Poco a poco me fue separando de mi familia en varios sentidos, aún compartiendo el mismo espacio.
    Acá nunca aportó nada. Y nunca se le dijo nada, más que nada por mí.
    Al poco tiempo de que él viviera acá, mis padres de alguna manera me hicieron entender que no les gustaba para mí. La sabiduría de los viejos.
    Pero seguí, hice oídos sordos, y logré que me destruyeran.
    Me agredió físicamente en 4 oportunidades, en una me ocasionó en esguince. Y la última vez fue en Arica, en la casa de su familia, donde me intentó ahorcar en el baño. Todo muy oscuro y terrible.
    Su justificación siempre fue la misma: que él no era así, que yo lo llevaba a ese límite por el trastorno alimencio que me afectaba (anorexia), que se desesperaba cuando yo no cedía con la comida, que él “me amaba tanto”, que colapsaba ante esta situación y no sabía cómo enfrentarla. Una infinidad de justificaciones de mierda que en ese momento aceptaba. Porque, claro, en mi vulnerabilidad de verdad estaba convencida de que yo era la responsable.
    Fueron años de vejaciones, de putrefacción, de sentirme tan poco en esta vida. En el piso una y otra vez.
    Fue tanta la gente cercana, que algo intuía de esto, que me aconsejó salir de ahí… pero yo estaba enferma, anestesiada total por una realidad paralela, donde pensaba que quedaba amor. Nada más erróneo.
    Llegó un punto donde mis padres empezaron a escuchar sus malos tratos. Muchas veces le dije que si seguía agrediéndome, dejaría de cubrirle las espaldas, y correría a contarle a mis papás todo lo que estaba pasando. Él, en principio reaccionaba muy altaneramente, incluso aludiendo a su juventud, a que a mi papá con un solo golpe en el estómago lo mandaba a la chucha. Pero luego caía en el asunto, y me pedía que por favor no lo delatara, como una vil rata (con el respeto de las ratas).
    Una tortura.
    Llegó un momento en que la situación de insultos no dio más, era muy evidente para todos acá en la casa, que este personaje tuvo que irse.
    Terminamos un tiempo, pero increíblemente volvimos después de no mucho, aún cuando me dejó como una loca cuantas veces pudo.
    Las situaciones de agresiones siguieron. Y como nadie soporta tanto maltrato, terminamos definitivamente al año después. Decisión que me salvó la vida, literalmente.
    De toda esta porquería, ya han pasado más de tres años. Muchas veces mis amigos, los pocos que sabían de esto, me trataron de convencer que lo justo era funarlo. Y, aunque me lo cuestioné, no lo hice porque pensaba en su familia, gente muy buena, a la que le guardaba mucho cariño, y no quería hacerlos pasar por algo tan doloroso, donde se expondría a su hijo/hermano/nieto.
    No me sentía preparada además para el escrutinio público, una especie de purgatorio, donde seguro habría gente ligada a la poesía (su círculo), que pondría en duda la veracidad de mi testimonio/ funa.
    Gracias a la vida, pude optar a un tratamiento farmacológico, y a un psicólogo que me ha ayudado muchísimo.
    Hoy me siento fuerte. La vida me ha dado un montón de golpes, pero el pasado ya fue, y en este presente, siento que no le debo respeto a este personaje, que no es justo que cargue con mierda que no merezco.
    Así que, Tito Manfred, el encubrimiento por mi parte, se acabó.
    Acá dejo pantallazos de una conversación del año 2919, pidiéndome que por favor hiciera algo para que mi amiga Constanza parara de increparlo/perseguirlo por abusador cada vez que lo veía en el centro de Stgo.
    Por si se lo preguntan : este personaje me escribía cada vez que podía para saber de la Molly, según él, pero en el fondo, quería mantener controlada la situación. No podía exponerse a una funa. Lógico, “la carrera literaria”.
    Yo estoy casada, con un hombre hermoso y excepcional, que me ha enseñado el Real sentido del amor, del estar en pareja, dejando en alto el respeto y la libertad de cada uno.
    No me interesa que le escriban a este otro tipo, o que lo increpen por ser un cara de raja (se hace el “aliade”), no me interesa estresarme por una situación traumática que ya pasó, y que le pongo el punto final hoy, por mi sanidad mental y espiritual.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s