Creo hay mas poesía en una piedra lanzada a los pacos que en los textos que empezaron a proliferar después de la Revuelta

Catalina Ríos

por Cristián Hualacan

Caudal (Provincianos, 2021) es el debut de Catalina Ríos. Becaria de la Fundación Neruda durante el 2016 y antologada en Halo: 19 poetas nacidos en los 90 y Maraña: panorama de poesía joven chilena, dos de las principales publicaciones que han reunido a poetas chilenos sub 30. Es librera y editora en algunas editoriales independientes, pero principalmente en Invertidos Editores, proyecto que intenta impulsar un catálogo de escrituras disidentes. Sobre el poemario Daniela Catrileo escribe: “Sus poemas oscilan —tal como las aguas— entre el desplazamiento y la quietud, entre una contemplación del viaje y el encierro, no como dicotomías insondables, sino como fronteras ocupadas desde la tensión: «la humedad lo llena todo»”. En Caudal textos que podrían considerarse intimistas toman un matiz colectivo mirados a través del territorio. Catalina Ríos va más allá de la idea del agua como un mero lugar común, la expande a escenarios mucho más urgentes.   

5 preguntas a Catalina Ríos sobre Caudal (Provincianos, 2021)

1.– He leído varias versiones de Caudal, un conjunto de poemas que fue mutando mucho a través de los años, ¿cómo nació la idea del libro?, ¿qué te dejó su proceso de escritura?

No sé bien en qué momento nació la idea del libro, nunca he sido de trabajar mis textos en torno a proyectos, sí que Caudal nace un poco de las circunstancias. Agarré un par de textos que había escrito a modo de diario de viaje y los uní para postularlos a un taller porque necesitaba la plata de la beca. En el transcurso, y gracias a los comentarios de mis compañerxs, fui notando cierta unidad temática de la que después me agarré para continuar trabajando los textos. Luego vinieron más talleres, festivales, lecturas. Me nutrí mucho de diversas instancias en las que la poesía termina propiciando diálogos que te sacan del ensimismamiento en el que a veces se cae por la insistencia en la búsqueda de una voz propia. La colectividad, en el caso del proceso de escritura de Caudal, fue crucial y agradezco mucho que se diera así.Luego vino un periodo largo de tiempo en que no escribí ni fui capaz de trabajar en nada mis textos. Una especie de bloqueo creativo, por ponerle un nombre, que coincidió con un periodo en que el ala social que había rodeado a mi escritura me empezó a asquear, por decirlo menos. Pasaron uno o dos años hasta que un editor me propuso publicar un libro, le envié dos ideas, dos temáticas por así decirlo, por un lado el viaje, por el otro lo íntimo y doméstico. Sus comentarios me ayudaron a entender que ambos proyectos iban de la mano, creo que ahí nació Caudal como tal aunque nunca se concretó esa publicación.

Dentro de tus textos hay territorio, se muestran varios lugares de Chile, todos movidos y removidos por la idea de viaje, ¿qué es para ti poetizar a partir del movimiento, el desarraigo? 


Me gusta mucho viajar, lo hago desde siempre y cada vez que tengo la oportunidad. Los primeros viajes fueron con mi mamá al sur, ahí conocí a mi mejor amiga de la infancia, acampando a la orilla del Toltén, y con ella me escribí cartas por muchos años. Luego vendría la literatura y la escritura propiamente literaria, también mis mochileos al sur con poca plata y otros viajes mas largos y lejos que hice sola. Entonces creo que terminar escribiendo sobre mis viajes fue casi una consecuencia de todas esas circunstancias. El diario de viaje es de una universalidad tremenda, se gesta de la necesidad de dejar constancia de lo absurdamente gigante que es el mundo y lo distinto que son los territorios por los que transitamos. Pese a eso nunca he hecho propia la idea del desarraigo, me parece una lectura posible pero no la asocio a mi escritura, así como lo obsoleto de la dicotomía campo/ciudad en relación a la carga positiva o negativa que se le pueda dar a algún lugar. Pienso más en el vagabundeo o en la errancia que implica el movimiento y al tránsito sumado siempre a la idea del retorno. Poetizar a partir de eso para mí es intentar quedarme con un pedacito de los lugares por los que he pasado como si intentara tomar una foto. Las estancias son sumamente personales y los primeros textos de Caudal nacieron como un intento de resguardar esos significados por medio de la palabra

Un recurso recurrente en Caudal es hablar de un pasado noventero, aludiendo a fotografías y recuerdos familiares, ¿cómo se hace presente la memoria en tu libro?

No reconozco un ejercicio de memoria tan consciente en Caudal. Los recuerdos familiares muchas veces sirven de base en toda mi escritura para adentrarme en zonas en que la imaginación puede desbordarse, completar los vacíos y también adulterarlos. Es un ejercicio que repito desde hace años y que me entetiene mucho. Mi bis abuelo tuvo alzhéimer y mis únicos recuerdos de él son en el apogeo de la enfermedad, en ese sentido uno de mis mayores miedos siempre ha sido la pérdida de la memoria y las fotografías juegan un rol bastante importante para preservar esos recuerdos. 

En tus poemas hay una marca de clase social muy presente. Pensando lo sucedido durante y después de la Revuelta Social, ¿cómo piensas que la poesía incide en estos temas?

El reconocimiento de la marca de clase en mi escritura es algo que siempre me han hecho notar y, en un principio, me llamaba mucho la atención porque no nació como algo tan consciente. La pobla y la periferia son parte de mi día a día desde siempre, no podían ser ajenos a mi escritura y a mi posición como escritora en un circuito cultural que parece estar reservado para los mismos sectores de siempre.Creo hay mas poesía en una piedra lanzada a los pacos que en los textos que empezaron a proliferar después de la Revuelta como “portadores de la revolución”. Hay algo sumamente burgués en cierto tipo de escritura que desconoce el dolor y el arrojo, que más parece estar burlándose que dando voz, “visibilizando” o “representando” como le gusta decir a cierto tipo de críticx literarix.Recuerdo un día haber ido marchando por la Alameda y el encontrarme con un lienzo en la biblioteca nacional que decía “la poesía está en la calle”. Era cosa de mirar para los lados, leer los muros, escuchar los gritos, prestar más atención a las acciones de la gente movilizada.

En paralelo a la escritura, has desarrollado un trabajo de edición en diversas editoriales y participas del proyecto de Invertido Ediciones, ¿puedes contarnos un poco de este proyecto editorial?

Invertido Ediciones nace de la idea de visibilizar la literatura LGBTIQA+, tanto de temática como de autorxs. Es un proyecto que lleva un par de años y que empezamos a materializar en 2020, en plena cuarentena, con una colección de cuentos en formato plaquette que vienen a hacer un breve panorama de representaciones del colectivo en el siglo XX, latinoamericanas y europeas. Decidimos partir con un trabajo de rescate porque es sumamente necesario mostrar que siempre hemos existido y fue todo un desafío porque significó estar meses escarbando y leyendo hasta dar con textos que valieran la pena.Generar estos espacios de visibilización es algo crucial porque la industria editorial chilena y el mundo de la cultura en general siempre han pretendido que no existimos o que no tenemos voz propia. Pienso además en Mistral y Lemebel, por ejemplo, y en el vaciamiento político de sus figuras y sus obras. En Chile la homosexualidad dejó de ser un delito recién hace 20 años y solo en lo que va de este año se han cometido al menos 5 crímenes de odio contra la comunidad LGBTIQA+. Por eso para nosotres es muy importante poder visibilizar desde la literatura que existimos, que también tenemos voz y hemos sido representadxs, que nuestra existencia es válida y, lo mas importante, que resistimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s