La repisa de Librería Catalonia

Gerardo Jara

La invitación de otro

Coincidentemente, he estado cayendo en libros que me alejan de los mismos, o al menos del que estoy leyendo. Es decir, leo libros que me hacen saltar a otro y a otro, y así y así. Estas tres recomendaciones, o dos y media ya que aún estoy leyendo el último, van unidos por esta idea. Si no puedo divagar en el día a día, que sea entonces durante la lectura (o la compra y adquisición de libros).

Segunda parte del proyecto llevado a cabo por los periodistas José Tomás Labarthe y Cristian Rau de formar un cúmulo de voces que representen distintas épocas de la creación literaria de Chile post dictadura, Jaguar se diferencia de su hermano La viga maestra (poetas del 1973 al 1989) por el periodo y género que trabajan: narradores del 90 al ‘19.

Parte con la entrevista escandalosa y ácida de Gonzalo Contreras, sigue con la no menos confusa de Rafael Gumucio, y hasta el momento podríamos ya hacer muecas de disgusto. Así y todo, no podía evitar pensar en El nadador del primero y las Memorias prematuras del segundo. ¿Cómo estas novelas intentan responder o hacerse entre los aletargados años noventa? Continuamos con Cynthia Rymsky y ocurre un primer gran destello de lucidez y reflexiones sobre el trabajo escritural. Me hice de Poste restante de inmediato y fue hermoso de leer. Después tocó Fuguet, Costamagna, Sanhueza, Eltit, Meruane, Fernández, Zambra y así se fue armando este arco extraño de la narrativa chilena de las últimas décadas, y, pudiendo discrepar de la selección de autores y de las posturas de los distintos escritores, no opaca esto el que estemos mirando a la cara extraña de la narrativa de esos años, porque lejos de comprender o darle un cierre concluyente, creo que Jaguar funciona desde su metáfora exótica del felino que se pavonea y despierta por latinoamérica, como también la del espectador extrañado qué mira esta novedad media de cartón que nos es ajena. 

Jaguar es tanto un cierre de puertas final a autores que no nos simpatizan (y así un poco establecer límites) como también una puerta de entrada a nuestra historia literaria, sus cimientos, propuestas y críticas. Un nuevo registro de nuestros escritores y, para los ignorantes como yo, una buena forma de hilar esa conversación que ocurre entre libros que solo con los años logramos apreciar. Parafraseando al lote a María Moreno en una entrevista pandémica, buena parte de nosotros nos dimos cuenta que el futuro no existe, ¿y qué hicimos entonces? mirar nuestro pasado.

Leer y dormir, Gonzalo Meier. Editorial Minúscula.

El nuevo libro de Gonzalo Maier está compuesto por sus columnas (editadas, reescritas, recortadas) publicadas en el LUN, material nuevo inédito y material viejo. Una majamama de cosas. ¿Y de qué trata? Un poco de todo y un poco de nada. De libros, cine, paternidad, amistad, mañas, ocio y . Aunque debo decir que leo a Maier por su estilo más que por sus temas, aún así estoy agradecido de que hable de Mirtha Dermisache, y así vuelvo a googlearla y quedar hipnotizado por su trabajo. De que escriba sobre aprender a mirar los lomos de los libros como un paisaje y de pasada así mirar lo míos ¿Qué paisaje es?. El amor de O’Hara a sus amigos y así pensar en los míos, y ah, pucha que amo a los míos.

Pensándolo mejor, es tanto lo que dice y también como lo hace. Poner los elementos en la mesa y demorarse en el trabajo porque otra cosa nos llamó la curiosidad (o distrajo) y estar después enviando un whatsapp a quizás quién. Recordar tener hambre y cocinar algo, pasar por fuera de la pieza de aquel con quién vives y tillar la talla un rato. Ir al baño. Pasar de nuevo por la mesa de hace un rato y pensar ¿qué iba a hacer?

Este hilo habla sobre la dispersión o de llegar a otro lugares. Quería pensar en las formas, pero los temas me enternecen demasiado. Leer y dormir es entonces quien te acompaña en la distracción. No hay para qué sentirse mal por ser pajaron.

Zorro, Dubravka Ugrešić. Editorial Impedimenta.

Teniendo como punto de partida los mitos orientales que hablan de la figura tramposa y misteriosa del zorro, Dubravka arma un intrincado pero audaz relato donde explica cómo es que el escritor y su oficio logra por prender hasta al más descreído lector. O tal vez dicho con menos piruetas cómo es que enganchamos, a veces sin notarlo, con un relato o un cuento. O, incluso, de nuevo, partiendo por la mismas palabras de la autora y de forma más sencilla: ¿cómo se escriben los cuentos? Armado con su propia historia y experiencia migrante, sus lecturas y conocimientos de la obra de escritores como Tanizaki y Nabokov, y también entrevistas, seminarios, charlas, citas que ha tenido (o imaginado), la autora, de forma magistral, nos muestra aquello de lo que la literatura es capaz: confundir lo real con lo ficticio. Ugresic es brillante.

Y tal vez no tanto también fascina por esto de confundir límites, si no también por entender todo lo que pueda llegar a alcanzar. La seriedad no está vinculada con el drama y la rigurosidad con el aburrimiento. El desencuentro amoroso es tan válido como la investigación de aquel escritor ruso del que casi ni se ha traducido, y el mostrarse sincera en sus propósito no quiere decir que a veces sintamos que algo oculto ocurre tras ella. Invita a la expansión justo en el momento en el que más comprimido nos encontramos, ¡es un viaje desde la comodidad de tu cama! Es un cuadro variopinto de la literatura y humanidad sin necesidad de espejos, muchos ojos o psicólogo.

Biografía:

Mi nombre es Gerardo Jara. Soy librero de hace 6 años en Librería Catalonia, gestor cultural, co-creador y podcaster en Lectura complementaria. Me interesan las novelas, cuentos, ensayo, poesía, y todo lo que hay entremedio. Disperso y entusiasta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s