Cuatro puntos a contramano sobre El vasto territorio de Simón López Trujillo

Dante Riquelme Moreno

Una epidemia de hongos provocada por monocultivos en el sur de Chile; un trabajador que, luego de caer en coma por estar en contacto con esos hongos, se convierte en el mesías de una secta religiosa local; un adolescente y su hermana pequeña quedan huérfanos y sobreviven a la precariedad económica y familiar; y una científica que se especializa en micología. Ese es el imaginario que rodea El vasto territorio (Alfaguara, 2021), la primera novela de Simón López Trujillo, narrando de manera breve el colapso apocalíptico de una parte de la zona sur del país a la vez que elabora distintos puntos en los que vale la pena poner atención.

Foto del autor: Simón López Trujillo

I. La novela entrama una historia tan simple como compleja: la trayectoria de una familia caída en desgracia por los efectos de los monocultivos plantados y explotados por la Empresas Araucanas en el sur de Chile. Años después de la muerte de su esposa, Pedro, padre de Patricio y Catalina, cae en un coma cuya superación lo llevará a ser objeto de culto de una secta religiosa, mientras sus hijos comienzan a sobrevivir y desarrollar su vida como pueden. Este primer eje de la historia ya denota una de las preocupaciones más evidentes de la novela: la precariedad forzada por los medios de producción que explotan el ambiente local. Con este antecedente diría que, si entendemos toda producción cultural un fruto político de su tiempo, El vasto territorio excede esa categoría para entrar en el terreno de lo militante. Estas obras tienen una larga genealogía en la literatura chilena, diría que desde la propia exaltación del liberalismo en el Don Guillermo de José Victorino Lastarria hasta las elucubraciones respecto de la memoria histórica y la dictadura de Nona Fernández, y se caracterizan por entrar al campo literario y cultural con una tesis clara respecto de su tiempo. En este sentido, tiendo a pensar que toda lectura que busca poner en evidencia la denuncia presente en este tipo de novela camina por una cornisa donde el riesgo siempre está en quedar corta. Y quedarían cortas porque tan importante como la denuncia es lo que la circunda; o, mejor dicho: la elaboración de aquello que rodea la denuncia. Aquí entra uno de los aspectos más destacados de la novela de López Trujillo, pues si los dardos apuntan de manera directa y evidente hacia las empresas forestales y daño que producen, pareciera que este ambiente está tan contaminado que los trabajadores de esta empresa también son mostrados como sujetos desagradables, toscos, violentos y burlescos. Ahí, entre pares, no existe una ética respecto del otro y un reconocimiento hacia el otro, como si el aprovechamiento, el desinterés, o lo que es mostrado como “lo malo”, estuviera arraigado en cada una de las personas incluidas en la representación y se manifestara de diversas maneras.

II. Este tratamiento de la cuestión laboral le permite a la novela insertarse encontrar una nueva genealogía, una que es reconocida por el propio Simón López Trujillo a partir de los agradecimientos bajo los honores a Manuel Rojas y Carlos Droguett. Pero más que el acogimiento de una herencia evidente, me gustaría darle corporalidad a un fantasma que recorre la novela: Baldomero Lillo. Hay dos aspectos que relacionan El vasto territorio con los relatos de la mina de carbón de lota. El primero es el interés de López Trujillo no solo por dar cuenta de las condiciones en que se produce en un rubro específico, sino también dar cuenta de sus consecuencias y repercusiones en el cuerpo: lo que en Lillo es ahogamiento y silicosis, acá es una criptococosis que provoca tos carrasposa, problemas de respiración, flemas con sangre, hospitalización y, mayormente, muerte. No solo es el acto de la explotación, sino sus heridas y tratamientos a base de hojas de eucaliptos (la causa del problema converge con la solución), convirtiendo la enfermedad y sus efectos en uno de los aspectos centrales de la novela. Por otra parte, si Baldomero Lillo no nombraba a los dueños de las minas de carbón para representar a los trabajadores, en El vasto territorio la Empresas Araucanas, pareciera ser un ente con vida propia: “la empresa (…) actualmente presenta un litigio con las familias de los trabajadores muertos por criptococosis”; “Desde Empresas Araucana han señalado”. La única referencia humana hacia la empresa es su origen, su fundación por un empresario italiano a partir del remate de tierras usurpadas, y quizás habría que poner atención en cómo estas empresas articular su relación con los sujetos.

III. Por lo demás, habría que poner atención al aspecto de la precariedad representado con particular atención por Simón López Trujillo. Su símbolo es Catalina, hija menor de Pedro quien, luego de la internación y extracción del seno familiar de su padre, se cría bajo la tutela de Patricio (Patonto, le dirá con cariño) en un hogar tan sucio y roto como los vínculos familiares que les quedan. La mugre y la falta de agua son la norma para lo que queda de esta familia. También la falta de horario y el vínculo con animales cuya vida no se diferencia en gran medida con la de los jóvenes. Sin embargo, sin la pulcritud deseada, el cariño y el cuidado impera en esta relación de hermanos, estableciendo un vínculo que resulta profundamente conmovedor a pesar de las circunstancias.

IV. Pero el corazón de la dulce sandía que es El vasto territorio no está, a mi juicio, en la historia de Pedro y sus hijos, sino en Giovanna, una micóloga que estudia las especies de hongos que encuentra en territorio nacional, y cuya historia se entremezcla con la enfermedad de Pedro y su posterior arraigo en esta secta religiosa. El rol de Giovanna no solo complementa y da aires de frescura a una novela de temática tensa, sino que presenta de manera lateral el discurso que sostiene la totalidad de la novela: el discurso científico. Y si bien ese discurso entra en el aspecto diegético de la novela, en su trama, a través de Giovanna, este logra trascender hasta ser parte de la estructura misma de la novela para deformarla, por medio de un gran número (18) de pies de página, hacia algo que podríamos asemejar al paper, ese género de producción de conocimiento universitario. Pero lo interesante de este ejercicio no son los pies de página propiamente tal, sino lo que incluyen, pues en ellos encontramos no solo la especificación de elementos propios de especialidades científicas o la traducción de nombres científicos y expresiones derivadas del latín, sino que encontramos también en problematizaciones de índole filosófica, testimonios, y profundizaciones a elementos propios de la cosmovisión mapuche. Desde la propia estructura de la novela hay una nivelación e integración, o al menos un intento, de conectar conocimientos y prácticas disímiles, y si bien hay que evaluar el gesto en profundidad, en apariencia resulta un ejercicio profundamente moderno.

Hay otros aspectos de la novela que hay quedado fuera de esta lectura como lo son el carácter apocalíptico, las implicancias del discurso filosófico spinoziano que tanto acompaña la lectura o las prácticas de una religiosidad que determina tan fuertemente el pensamiento de los sujetos que se integran a ella, pero son cabos sueltos que esperan ser atados por personas mucho más capaces y hábiles que yo. A pesar de esto, y sin duda alguna, El vasto territorio es una novela que nutre el panorama literario nacional y que invita también a apostar a favor del ejercicio de extremar la ficción. 


Ficha técnica

El vasto territorio
Novela
156 páginas
Alfaguara

Breve biografía del autor del texto

Mi nombre es Dante Riquelme Moreno, nací en mayo del 96’, y soy licenciado en Lengua y Literatura Hispánicas por la Universidad de Chile. Me interesa la literatura realista, las discusiones sobre las estéticas, la noción de canon y la crítica literaria. Actualmente estudio el Magister en Literatura de la Universidad de Chile.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s